San Pedrito: pescador y apóstol

monsenor sanpedritoSAN PEDRITO: PESCADOR Y APÓSTOL (Por: Mons. Ángel Francisco Simón Piorno) Un año más los hijos de este puerto se preparan para celebrar la Fiesta de San Pedrito, patrón de la ciudad. El entusiasmo es grande y la fiesta será una catarsis después de los graves acontecimientos que hemos vivido y que han sido públicamente denunciados. Todos los pueblos han pasado por momentos duros y Chimbote no es una excepción. Sin embargo, el coraje de los hombres  de esta tierra nos inyecta ganas de superación y el deseo de voltear la página de la violencia. En este proyecto nos embarcamos en el mes de junio, el mes de San Pedrito. 

¿Cómo era este Apóstol? El Nuevo Testamento nos lo retrata como un pescador  impetuoso, hambriento de Dios. Desde el primer momento amó entrañablemente a Jesús y deja las redes a la orilla del lago cuando el Señor le dijo “sígueme”. Ha acompañado a Jesús en ese peregrinar por los pueblos de Palestina, anunciando el Reino de Dios. 

Ha querido detener la subida de Jerusalén, cuando percibe que los enemigos le preparan un cerco mortal a Jesús. Él es arrogante y está dispuesto a dar la vida por su Maestro, aunque claudicará en el moamento del aprieto. Niega reiteradamente que conoce al Galileo y llora amargamente cuando su mirada se cruza con la mirada del Salvador en el patio de la casa pontifical. Jesús lo amó con todo su corazón y lo eligió como cabeza del colegio apostólico.

A él le ha dado el poder en Cesárea de Filipo para que sirva generosamente a su Iglesia. A partir de ese momento no habrá fisuras en su comportamiento. El amor incondicional de Señor lo llevará al martirio.

Desde los orígenes de San Pedrito ha sido el protector del puerto de Chimbote, este hermoso y pujante rincón de la Patria. ¿Cómo no acudir a él en las presentes circunstancias? Necesitamos saber qué ha pasado y conocer la verdad, que nos hace libres. No podemos seguir acusándonos desde el encono y desde el resentimiento. Él nos quiere hermanos.

Nuestra esperanza nace del mismo acontecimiento que transformó a Pedro, dominado por la incertidumbre y por el temor, en testigo intrépido de la muerte y resurrección de Jesús. 

En el acontecimiento pascual, el que robustece nuestra fe, regenera nuestra esperanza y nos proyecta en el amor. La victoria del mal es solo aparente; la mar embravecida da paso a una mar serena. La travesía de la vida no la hacemos solos; Cristo, lo hace con nosotros, y ha querido poner al timón de la nave al curtido hombre de mar, San Pedrito, pescador y apóstol. 

web chimbote
 
 

 

   logo coro diocesano

 

  PapaVisitaPeru

 voluntariado

logo voluntarios22

face padre sandro

 

Diócesis de Chimbote

Jirón Ladislao Espinar 456 -  Chimbote - Ancash PERÚ
Teléfono (051) 043 324171 - Email: correo@obispadodechimbote.org