Oración a Jesús Pan de Vida

Oración a Jesús Pan de Vida(Reflexión del P. Matías Siebenaller).- 1. Señor, vengo de lejos y de un mundo complicado. Se prolongan en mí generaciones y acontecimientos de un pasado luminoso y oscuro.

Te doy gracias por tanta gente buena encontrada por el camino; por renacer, más de una vez, en medio de dificultades.

Tiendo a mirar sin piedad lo hecho y lo omitido de hacer, pero prefiero que tú, Señor, seas el juez. Tú nunca vienes para condenar, sino para buscar y salvar lo perdido.

Gracias por las muchas señales de tu presencia en mis alrededores y por la fe que me queda para reconocerte y alegrarme.


2. El año 2017 quedará como memorable en nuestras conciencias:

 Había huaycos e inundaciones. Todavía mucha gente sufre en albergues provisionales. Esperan casas para abrigarse, chacras para sembrar, caminos y puentes para encuentros vitales.

 También es el año del destape de tanta corrupción. Soy parte del tejido social que produce crímenes y engaño.

 En otras latitudes del orbe no paran las guerras y los fanatismos que siembran muerte y escombros, que destrozan familias y dejan a muchos sin raíces y sin alas.

 Gracias por las olas de solidaridad que la desgracia ha despertado. Gracias especialmente por Evangelina y su fe más fuerte que la avalancha de lodo y la desesperación.

3. Bendito seas, Señor, por haber escogido nuestro pan de cada día para permanecer con y en nosotros:

 En el pan confluyen energías y hermosuras de muchos lugares y épocas en la creación.

 En el pan encuentra dignificación el trabajo de mucha gente humilde, el trabajo de mi madre y de mi padre, el trabajo de mis educadores y amigos, mi propio trabajo.

 En el pan palpita la alegría de comidas en familia, la añorada compañía de cenas con amigos, la risa desenfrenada que se levanta de la comunidad reunida en minga.

 Sí, también es cierto que cada pedazo de pan nos enrostra el hambre que azota a tantos pueblos, las injusticias que privan muchas mesas de pan, la dureza de nuestro corazón y nuestra falta de sensibilidad.

 Bendito seas, Señor, por insertar en este pan tan hermoso y a la vez tan trajinado por nuestros egoísmos tu poder salvador, el amor más grande, tu vida entregada por nosotros. En el Pan de Vida eres el levantado en alto en la cruz. El que atrae a todos, el que vive y hace vivir.

4. Jesús, Pan de Vida, tú eres el alimento, el aliento y la fuerza de tu “Iglesia en salida”:

 Tú nos has amado primero. Respondiendo a tu iniciativa y elección queremos hacernos presentes en los “cruces de los caminos” y prolongar tu misericordia.

 Tú te has involucrado en la vida y en la situación de los ignorados y maltratados por la Ley. Has escuchado el grito de los enfermos. Fuiste sensible al desamparo de los pecadores. Recordamos tus obras y gestos para sembrar alivio y dignidad.

 Acompañaste durante largos años a los humildes de Galilea. Te podían encontrar en el taller de carpintería. Como ellos sembrabas en la chacra. Te veían podando con destreza la vid. A orillas del lago te encontrabas con tus amigos pescadores.

Como Resucitado sigas acompañando a tu “Iglesia en salida” para que con fidelidad acompañe al pueblo.

 Señor, nos hablaste del grano de trigo que muere para dar fruto. Así entendías tu vida y tu muerte. “No me han elegido ustedes a mí; yo los he elegido a ustedes para que vayan y den fruto y su fruto permanezca”.

 Señor, a veces no te reconocemos, pero tú sigues caminando con nosotros y te enteras de nuestros problemas. Cuando nos reúnes alrededor de la Palabra y tú espíritu nos hace entender, arde el corazón. Y cuando celebras tu cena con nosotros, se abren nuestros ojos, te reconocemos con alegría y renace la prontitud y la disponibilidad de ser tu Iglesia misionera.


5. “Señor, quédate con nosotros, porque atardece y el día ya ha declinado”

“Quédate con nosotros, Señor, acompáñanos aunque no siempre hayamos sabido reconocerte. Quédate con nosotros, porque en torno a nosotros se van haciendo densas las sombras, y tú eres la luz; en nuestros corazones se insinúa la desesperanza, y tú los haces arder con la certeza de la Pascua…

Quédate con nosotros, Señor, cuando en torno a nuestra fe católica surgen las nieblas de la duda, del cansancio o de la dificultad…

Quédate en nuestras familias, ilumínalas en sus dudas, sostenlas en sus dificultades, consuélalas en sus sufrimientos y en la fatiga de cada día…

Quédate con los pobres y humildes, con los indígenas y afroamericanos, que no siempre han encontrado espacios y apoyo para expresar la riqueza de su cultura y la sabiduría de su identidad…

Quédate, Señor, con nuestros niños y nuestros jóvenes…protégelos de tantas insidias que atentan contra su inocencia y contra sus legítimas esperanzas…

¡Oh buen Pastor, quédate con nuestros ancianos y con nuestros enfermos! ¡Fortalece a todos en su fe para que sean tus discípulos y misioneros!” (Benedicto XVI al inaugurar Aparecida).

(Publicado en Mar Adentro, junio 2017)

web chimbote
 

PapaVisitaPeru

PORTADA MAR ADENTRO OCTUBRE 2017

 

logo voluntarios22

 

face padre sandro

 

voluntariado

logo coro diocesano

Diócesis de Chimbote

Jirón Ladislao Espinar 456 -  Chimbote - Ancash PERÚ
Teléfono (051) 043 324171 - Email: correo@obispadodechimbote.org