Hermanas de la Misericordia: 50 años de presencia en Chimbote

Hermanas de la MisericordiaMovida por la misericordia de Dios, una mujer irlandesa, Catalina McAuley, en 1931, solicitó y obtuvo la aceptación de la iglesia para su misión como “religiosa activa”. Servía a la gente pobre, enferma y sin educación, con una preocupación especial por las mujeres y por los niños y las niñas. Ahora las Hermanas de la Misericordia, se dedican a esta misión en muchas partes del mundo, uno de estos lugares es Chimbote.

LLEGADA A CHIMBOTE

El día 30 de junio de 1967, cuatro Hermanas de la Misericordia de Pittsburg (USA) llegaron a Chimbote. Las hermanas Idelfonsa, Benedicta, Walter y Annunciata (Ann Dirscoll) fueron bien recibidas en la comunidad de la parroquia Virgen de la Puerta; donde trabajaron como maestra, directora de una cuna, enfermera y trabajadora social.

Seis años después, la congregación ofreció ayudar al padre Raúl Clark en la evangelización y las obras de bienestar en la parroquia Santa Teresa de Ávila. Luego, las hermanas extendieron su misión en Bellamar en 1988, y a Villa María en 1997. Actualmente continúan en la parroquia Bellamar.

A lo largo de 50 años, las Hermanas de la Misericordia se han dedicado a servir al pueblo chimbotano; a través de la educación en colegios y en otros espacios no escolarizados, en la pastoral parroquial y social, la salud con las visitas enfermas. Promovieron por muchos años un centro de medicina complementaria, con actividad a favor de la dignidad y el desarrollo de las mujeres en La Casa de la Mujer, institución fundada por la hermana Betty Carroll.

Desarrollaron el Proyecto de Agua Limpia para Chimbote, que apoyaba el liderazgo de las mujeres, siendo ellas la base para cumplir las principales acciones de este proyecto.

En los últimos años, laboraron en el Hospicio Santiago Apóstol. Allí estuvieron sirviendo a las personas con enfermedades terminales. Han ofrecido sus dones a mujeres de los nuevos pueblos formados en la arena, en el sur de Chimbote, como Villa Universitaria y Doña Victoria.

La hermana Blanca Quintana Balladares está aquí desde el 2007, nació en Tumbes y es psicóloga de profesión. Actualmente es la única que se encuentra en Chimbote, pero sigue trabajando con mujeres empobrecidas y sin educación, con niños y niñas. Su proyecto “Creciendo con esperanza y alegría” está obteniendo resultados; ya que hay más niños y niñas con mucha iniciativa, liderazgo, que se va formando en los valores evangélicos.

Ella manifestó sentirse apasionada por el empoderamiento de las mujeres, y de crear espacios para niñas y niños, en donde pueden encontrar misericordia y esperanza. Por ello, la presencia de las Hermanas de la Misericordia continúa en Santa Rosa del Sur, Lomas del Sur y alrededores.

LA CELEBRACIÓN
Para agradecer la labor realizada por las Hermanas de la Misericordia en la Diócesis de Chimbote, en estos 50 años, se celebró una misa y ceremonia, el pasado 24 de setiembre, en la parroquia María Estrella del Mar. La misa estuvo presidida por el obispo de Chimbote, monseñor Ángel Francisco Simón Piorno; y se contó con la presencia de hermanas que laboran en otras partes del mundo, religiosas de otras congregaciones y decenas de fieles de diversas parroquias.

“Por toda la historia construida a lo largo de estos 50 años, mi corazón está henchido de gratitud hacia Chimbote que nos ha tratado de lo mejor y seguiremos trabajando arduamente para lograr las metas trazadas”, manifestó la hermana Blanca. (Colaboración: Fernanda Rivera Peña – Comunicadora social)

VER FOTOS

 

web chimbote
 

PapaVisitaPeru

PORTADA MAR ADENTRO OCTUBRE 2017

 

logo voluntarios22

 

face padre sandro

 

voluntariado

logo coro diocesano

Diócesis de Chimbote

Jirón Ladislao Espinar 456 -  Chimbote - Ancash PERÚ
Teléfono (051) 043 324171 - Email: correo@obispadodechimbote.org