¡Que Dios te acoja en su regazo, descansa en paz, padre Roberto!

Padre RobertoQuiero iniciar plasmando unas cuantas líneas con el Salmo "El Señor ha estado grande con nosotros y estamos alegres". Alegres porque padre Roberto ha acompañado nuestra Diócesis en la tarea de formación y acompañamiento en las vocaciones sacerdotales, como rector en el Seminario San Carlos y San Marcelo de Trujillo; y como parte de la comisión de vocaciones en Chimbote.

Recordar o hacer memoria de todo su itinerario es grande de poder imitar, su sencillez y disponibilidad como buen pastor, nunca lo vi, enojarse o decir "no" ante cualquier petición. Siempre fue, como él solía decir, "sos un ángel" o "sos una madre".
Resumo toda su vida como un verdadero testigo del amor de Dios. Quiero agradecer a Dios por permitir conocerlo y haber sido un instrumento para fortalecer mi vocación en los momentos más difíciles que viví en mi formación sacerdotal, ante la enfermedad y muerte de mi madre.

Gracias Señor y gracias querido padre Roberto por tus enseñanzas y por querer siempre un presbiterio sólido y firme en el amor de Dios; promoviendo la fraternidad sacerdotal en los encuentros de cada viernes criollos. ¡Que Dios te acoja en su regazo, descansa en paz, padre Roberto. (P. Ruly Burgos Fernández).


¡Adiós amigo y hermano Roberto! El día de los santos fuiste llamado al regazo del Señor. No hay mejor día para partir de este mundo, día en la que la Iglesia recuerda a todos los santos. Todos los que hemos compartido momentos de su vida nos sentimos apenados pero fortalecidos porque tenemos la certeza que el Señor le abrirá la puerta de su reino.

Recordar al padre Roberto es recordar a una persona jovial como rector del Seminario San Carlos y San Marcelo, donde trabajó por espacio de 14 años, y como párroco en las diversas parroquias que se le encomendó.

Como encargado del clero chimbotano se preocupó sobremanera de la unidad sacerdotal. Organizó los viernes criollos en las parroquias, en forma rotativa, con la finalidad de fraternizar y conocernos mejor todos los sacerdotes. Tenía gran capacidad de desprendimiento, siempre velando por el clero y su propia familia de sangre.

El padre Roberto se ha hecho querer en el seminario, en su tiempo de rector; y por las diversas comunidades que atendió en nuestra Diócesis y en el extranjero. Elevamos nuestras plegarias al Todopoderoso para que le abra las puertas de su Reino. ¡Padre Roberto, descansa en paz! (P. Carlos Rea Maldonado)

web chimbote
 

PapaVisitaPeru

PORTADA MAR ADENTRO NOVIEMBRE 2017

 

logo voluntarios22

 

face padre sandro

 

voluntariado

logo coro diocesano

Diócesis de Chimbote

Jirón Ladislao Espinar 456 -  Chimbote - Ancash PERÚ
Teléfono (051) 043 324171 - Email: correo@obispadodechimbote.org