"Sígueme"

san pedrito(Mensaje de Mons. Simón Piorno por San Pedrito).- El mes de junio es especial para toda la costa peruana, pero de una manera particular para el puerto de Chimbote. Se celebra la fiesta grande de San Pedrito, el discípulo predilecto de Jesús y el Apóstol en su segunda conversión fue capaz de dar su vida en Roma imitando a Jesús, de cuya pasión, muerte y resurrección fue testigo.

Había nacido en Betsaida y desde muy joven aprendió a faenar en el mar de Galilea. Visitaba con frecuencia Cafarnaum, donde residía su suegra. Un día su hermano Andrés, con el que había viajado a Judea para seguir la predicación de Juan Bautista, le dice que ha encontrado al Mesías.

Pedro es uno de los cuatro primeros discípulos de Jesús junto a Andrés y los hijos de Zebedeo, tiene un carácter decidido e impulsivo y está dispuesto a imponer sus razones, incluso por la fuerza. Esto no quita que al mismo tiempo sea ingenuo y miedoso, pero honrado hasta el arrepentimiento más sincero. A través de los Evangelios podemos seguir su itinerario espiritual, que tiene dos etapas bien marcadas.

La primera conversión acontece un día cualquiera cuando Pedro dedicado a las labores de pescador se encuentra con Jesús a las orillas del lago y una multitud lo rodea para escucharlo.

Ante la pesca milagrosa narrada en el Evangelio, Pedro reacciona con asombro y temor: "Aléjate de mí Señor que soy un hombre pecador" (Lc 5, 8). Jesús le contesta: "no temas, desde ahora serás pescador de hombres" (Lc 5, 10).

Pedro nunca se imaginó el itinerario que iba a seguir después de encontrarse con Jesús que lo distinguió y lo hizo uno de sus confidentes. A pesar que con arrogancia le promete a Jesús, estar dispuesto a dar su vida por él, lo negó tres veces en el Palacio de Caifás.

La segunda conversión de Pedro, acontece también junto al lago. Tres veces le preguntó el Señor si lo amaba y tres veces respondió Pedro con un sí afirmativo, aunque cargado de humildad. Él había descubierto que el amor que le tenía al Señor, no era ni absoluto, ni incondicional. Ante la pregunta de Jesús, ¿me amas?, Pedro responde :"Señor tu sabes que te quiero", y fue comprendiendo que el seguimiento de Cristo exige cargar con la cruz.

En Cesárea de Filipo, ante la pregunta de Jesús y la respuesta de Pedro: "Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo, Cristo lo convierte en la roca sobre la que se apoyará el cimiento de la Iglesia. Tendrá las llaves del reino de los cielos, para abrir y cerrar a quien le parezca oportuno y finalmente tendrá el poder de atar y desatar, cuando de por medio esté la salvación de los hombres.

Tenemos la impresión de que Jesús se ha adaptado a Pedro, en vez que Pedro se adaptara a Jesús. Precisamente esta adaptación divina, da esperanza al discípulo que ha experimentado el sufrimiento de la infidelidad. Esa experiencia, hace surgir la confianza que hizo a Pedro seguir a Jesús hasta el final. Jesús termina este encuentro con esta palabra que nos dirige a todos nosotros: "Sígueme" (Juan 21)

 

PORTADA MAR ADENTRO JUNIO 2018  

 logo voluntarios22

face padre sandro

 

voluntariado

 

logo coro diocesano

Diócesis de Chimbote

Jirón Ladislao Espinar 456 -  Chimbote - Ancash PERÚ
Teléfono (051) 043 324171 - Email: correo@obispadodechimbote.org