Fiestas patrias también es tu aniversario

PADRE MATIAS(Por: P. Matías Siebenaller).- Fiestas patrias también es tu aniversario. Procura encontrar un rato de silencio. Da gracias a Dios por el amor que te tiene. Acoge ese amor y pásalo en lo que eres y haces.

1. Aniversario patrio

a. Solemos vincular patria con el lugar donde nacimos y éramos felices, donde hay gente que nos quiere, donde conocemos y apreciamos curiosidades locales, donde podemos compartir costumbres entrañables, donde estábamos y quisiéramos estar, donde …

b. Vivimos en un mundo que no permite que muchísima gente experimente patria. A muchos se destroza la patria, porque les falta el pan de cada día, porque no tienen dónde cobijarse porque se encuentran aterrados en medio en medio de guerras mortíferas, porque son expulsados del lugar donde nacieron, porque viven la inseguridad de los inmigrantes y refugiados, porque…

c. Patria de verdad no existe. Es un sueño. Es una utopía, un lugar que buscamos y esperamos, un lugar que todavía nadie pudo encontrar. Sin embargo, patria entendida así puede hacerse impulso para combatir lo “antipatrio” y transformar lo inhumano. Puede animarnos a compartir, a unirnos en iniciativas de solidaridad, a encontrar y a vivir la dicha y la responsabilidad en la experiencia del bien común.
Los cristianos creemos que la patria plena y definitiva es un don por recibir y acoger.

2. Aniversarios con sabor chimbotano

a. Hace pocas semanas el padre Gustavo Gutiérrez celebró su 90 aniversario. El Papa Francisco en su carta de felicitación le dice: “Estimado hermano: Con motivo de tu 90 cumpleaños te escribo para felicitarte y para asegurarte mi oración en este momento significativo de tu vida.- Me uno a tu acción de gracias a Dios y también te agradezco por cuanto has contribuido a la Iglesia y a la humanidad a través de tu servicio teológico y de tu amor preferencial por los pobres y los descartados de la sociedad. Gracias por todos tus esfuerzos y por tu forma de interpelar la conciencia de cada uno para que nadie se quede indiferente ante el drama de la pobreza y la exclusión.- Con estos sentimientos te animo a que sigas con tu oración y tu servicio a los demás dando testimonio de la alegría de Evangelio.- Y, por favor, te pido que reces por mi.- Que Jesús te bendiga y la Virgen Santa te cuide.- Fraternalmente, Francisco.”

b. En ese mes de julio de 2018 se cumplen 50 años de una conferencia del Padre Gustavo en Chimbote, donde propone por primera vez la perspectiva de la Teología de la Liberación.

c. Durante ese mes de julio de 1968 está en Chimbote José María Arguedas. Alojado en la casa de los dominicos en Laderas del Norte tiene acceso a la ponencia de Gustavo. Al respecto escribe en el ¿Último diario? de “El zorro de arriba y el zorro de abajo”: ¿Es mucho menos lo que sabemos que la gran esperanza que sentimos, Gustavo? ¿Puedes decirlo tú, el teólogo del Dios liberador, que llegaste a visitarme aquí, a Lorena 1275, donde estuvimos tan contentos a pesar de que yo en esos días ya no escribía nada? Claro; yo te había leído en Lima esas páginas de Todas las sangres en que el sacristán y cantor de San Pedro de Lahuaymarca, quemada ya su iglesia y refugiado entre los comuneros de las alturas, le replica a un cura del Dios inquisidor, le replica con argumentos muy semejantes a los de tus lúcidas y patéticas conferencias pronunciadas, hace poco, en Chimbote”

3. Tu aniversario

a. Sí, fiestas patrias también es tu aniversario. Procura encontrar un rato de silencio. Da gracias a Dios por el amor que te tiene. Acoge ese amor y pásalo en lo que eres y haces.

b. En este aniversario patrio quisiera felicitarte por tu vocación. Recuerda: “La misión en el corazón del pueblo no es una parte de mi vida, o un adorno que me puedo quitar; no es un apéndice o un momento más de la existencia. Es algo que yo no puedo arrancar de mi ser si no quiero destruirme. Yo soy una misión en esta tierra, y para eso estoy en este mundo. Hay que reconocerse a sí mismo como marcado a fuego por esa misión de iluminar, bendecir, vivificar, levantar, sanar, liberar. Allí aparece la enfermera de alma, el docente de alma, el político de alma, esos que han decidido a fondo ser con los demás y para los demás” (E.G. 273).

c. En estas fiestas patrias festejemos juntos. Ya que sabes que soy cojo, no me hagas bailar.

4. Mi aniversario

a. “El Perú no es mi patria,
pero es patria mía”.

b. Aquí tenía que seguir naciendo, aprender a hablar, amar lo diferente, cambiar en medio de dificultades.
Aquí he plantado algunos geranios, algunos árboles.
Aquí he ayudado a construir algunas casas, escuelas e iglesias.
Aquí hemos reído y llorado juntos.

c. “Tengo el orgullo de ser peruano y soy feliz
de haber nacido en esta hermosa tierra del sol…”

Patria de verdad no existe. Es un sueño. Es una utopía, un lugar que buscamos y esperamos, un lugar que todavía nadie pudo encontrar. Sin embargo, patria entendida así puede hacerse impulso para combatir lo “antipatrio” y transformar lo inhumano. Puede animarnos a compartir, a unirnos en iniciativas de solidaridad, a encontrar y a vivir la dicha y la responsabilidad en la experiencia del bien común. Los cristianos creemos que la patria plena y definitiva es un don por recibir y acoger.

PORTADA MAR ADENTRO AGOSTO 2018  

 logo voluntarios22

face padre sandro

 

voluntariado

 

logo coro diocesano

Diócesis de Chimbote

Jirón Ladislao Espinar 456 -  Chimbote - Ancash PERÚ
Teléfono (051) 043 324171 - Email: correo@obispadodechimbote.org