El Papa Francisco y Gustavo Gutiérrez

4 papa y gustavo peru 21EL PAPA FRANCISCO Y GUSTAVO GUTIÉRREZ  ( Por: P. Fernando Asín Castellón) Tras la presentación del libro escrito conjuntamente por el Prefecto de la Doctrina de la Fe y Gustavo Gutiérrez, en su edición italiana, se escribieron varios artículos en el Osservatore romano sobre la teología de la liberación y se consiguió un encuentro y una celebración conjunta entre Gustavo Gutiérrez y el Papa Francisco.

La opción preferencial por los pobres está en el corazón del Documento de Aparecida y en el de la teología de la liberación. El papa Francisco, cuando era el Cardenal Bergoglio, arzobispo de Buenos Aires, fue el responsable de la última redacción del Documento de la Aparecida. Y llevaba a la práctica esta opción que se manifiesta en gestos concretos de cercanía a los pobres: "Se nos pide dedicar tiempo a los pobres, prestarles una amable atención, escucharlos con interés, acompañarlos en los momentos más difíciles, eligiéndolos para compartir horas, semanas o años de nuestra vida, y buscando, desde ellos, la transformación de su situación" (DA 397).

"La opción preferencial por los pobres es uno de los rasgos que marca la fisonomía de la Iglesia latinoamericana y caribeña" (DA 391). El Papa Benedicto XVI en el discurso inaugural de esta reunión en Aparecida (Brasil, 2007) dijo que "la opción preferencial por los pobres está implícita en la fe cristológica, en aquel Dios que se ha hecho pobre por nosotros para enriquecernos con su pobreza"

"Sólo la cercanía que nos hace amigos nos permite apreciar profundamente los valores de los pobres de hoy, sus legítimos anhelos y su modo propio de vivir la fe. La opción preferencial por los pobres debe conducirnos a la amistad con los pobres" (DA 398). "Los rostros sufrientes de los pobres son los rostros sufrientes de Cristo. Ellos interpelan el núcleo del obrar de la Iglesia de la pastoral y de nuestras actitudes cristianas" (DA 393). "Esta opción prefencial por los pobres debe atravesar todas nuestras estructuras y prioridades pastorales" (DA 396).

“Seguir a Jesús implica poner en el centro de nuestra mirada y de nuestro corazón a los pobres. Situarnos en la perspectiva de los que sufren. Hacer nuestros sus sufrimientos y aspiraciones. Asumir su defensa. Seguir a Jesús es vivir con compasión. Y no vivir sólo de abstracciones y principios teóricos, sino acercarnos a las personas en su situación concreta" (Del libro de Pagola, Jesús, una aproximación histórica).

Publicado en Mar Adentro, noviembre 2013