Señor ¿a quién iremos?

Señoraquieniremos(Por: Fr. Héctor Herrera, O.P.) Muchos de los discípulos de Jesús, como hoy, encuentran “duro este lenguaje”. Nos asusta el mensaje de Jesús de estar dispuestos a dar la vida. De esto nos habla el evangelio de Jn 6,60-69. Las críticas y murmuraciones no se hacen esperar, como el pueblo de Israel, cuando es confrontado por Josué servir a los dioses falsos o al Dios de la libertad(Jos 24,15) y el pueblo exclama: “nosotros serviremos al Señor: ¡él es nuestro Dios!(Jos. 24,18).

Este es el Dios de la vida, del amor, de la libertad y compasión que Jesús nos manifiesta con su vida. Porque él es el testigo del Padre. ESCUCHAR AUDIO

Jesús descubre nuestros pensamientos, dudas, vacilaciones (vv. 61-62). Y como Maestro nos enseña: “El Espíritu es el que da la vida, la carne no vale nada” (v. 63). Sus palabras son espíritu y vida. Porque es el camino del amor como entrega total que nos hace entrar en comunión con él y con su proyecto de hacer realidad la fraternidad con los demás. La carne se refiere a la muerte, a la cobardía, al desinterés de no apostar por la vida.

Creer en Jesús es aceptar la vida y dar la vida por los hermanos. Es acoger a Cristo en su Palabra hecha vida en los niños, as, jóvenes, mujeres, varones y personas que nos hacen descubrir el amor a Dios y al prójimo. Es recrear la Palabra en la historia cotidiana. Es aceptar a Jesús en la vida de oración compartida, en la escucha atenta al clamor de los pobres y en la contemplación del maestro hecho Pan de vida que nutre y alimenta esa fe que se hace solidaria con los más pobres entre los pobres. Es optar entre la vida y la irresponsabilidad de traicionar el mensaje de Jesús (v. 64).

Jesús nos reta hoy ¿También ustedes quieren abandonarme? (v. 67). El reto de Jesús es grande para todo cristiano. Es seguirlo en toda la radicalidad del evangelio, amar y dar la vida, creer en él con las obras de misericordia a favor del Cristo viviente para entrar en comunión con su proyecto de vida, paz y libertad, frente a tanta violencia y hostilidad. Como Pedro, respondemos hoy ¿A quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna (v. 69). Amaba a Jesús por eso se quedó con él. Porque quien ama es fiel, confía en el ser amado.

El mundo de hoy está tan vacío, nos inundan las palabras, los anuncios de una sociedad de consumo. Sin embargo Jesús es la Palabra de vida, siempre actual que despierta nuestra conciencia y que nos alienta a vivirla y hacerla vivir en el compartir con los demás. Es la Palabra que hoy ilumina y cuestiona al mundo. Por eso nos alegra ver hoy al equipo de la pastoral de los enfermos: médicos, enfermeros, laicos con que amor y dedicación cuidan de los enfermos, porque creen y reconocen que Jesús es el consagrado de Dios (v.69). Y que optan por proteger y defender la vida.  (Domingo 21 T.O. B. D. 23.08.2015 Jn. 6,60-69)
.

PORTADA MAR ADENTRO JULIO 2017

   face padre sandro

 

logo voluntarios22

 voluntariado

logo coro diocesano

 

 

Diócesis de Chimbote

Jirón Ladislao Espinar 456 -  Chimbote - Ancash PERÚ
Teléfono (051) 043 324171 - Email: correo@obispadodechimbote.org