María y José: modelos de nuestra fe

MARÍA Y JOSÉ: MODELOS DE NUESTRA FE  ( Por: Fr. Héctor Herrera Herrera OP) Miremos a María, joven sencilla y humilde de Nazaret que espera el cumplimiento de las promesas de nuestro Dios. Ella se sorprende ante el saludo del ángel “Alégrate llena de gracia, el Señor está contigo” (Lc 1,28). Se sintió turbada porque era prometida de José, varón justo y prudente.

José duda, había pensado abandonar a su prometida. Pero escucha la voz de Dios: “José, hijo de David, no temas recibir a María como esposa tuya, pues la criatura que espera es obra del Espíritu Santo” (Mt 1,20). La decisión por Dios la toman en medio de las sorpresas, para enseñarnos que Dios nos sorprende en medio de nuestra vida cotidiana para despertarnos del sueño y hacer lo que Dios quiere que hagamos.

María aceptó con prontitud la Palabra que se encarnó en nuestra historia y José asumió la paternidad al ponerle el nombre Jesús (Mt 1,21). 
Dos ejemplos de fe, para vivirla en nuestra familia: comprensión y asimilación de Jesús, Palabra viva, para nuestras vidas de hoy, que exige conversión, cambio en nuestras actitudes.

Esta conducta tiene que ser vivida en la construcción de valores: amor, respeto, tolerancia, fidelidad, crecer junto con los hijos, en una vida de oración, de dialogo entre Dios que sale a nuestro encuentro y que nos cuestiona en cada momento de nuestra vida y de nuestra historia.

María vive con alegría la presencia del Señor y guardaba todo esto en su corazón; como José, asume la paternidad, el cuidado, la protección, tanto del niño como de la madre. 

Son personas de fe, porque creen que el Señor es fiel a sus promesas de amor. Lo siguen, pese a las dificultades que desde el inicio se les presentan, como es el emigrar a un país extranjero.

Qué hermoso gesto del Papa Francisco de consagrar al mundo, sediento de paz y de amor, a la Virgen María. Y con alegría decía a María: “Celebramos en ti las grandes obras de Dios, que nunca se cansa de inclinarse con misericordia sobre la humanidad afligida por el mal y herida por el pecado, para sanarla y salvarla”. 

Y el Papa nos cuestiona: “Me dejo sorprender por Dios, como hizo María, o me cierro en mis seguridades materiales, seguridades intelectuales, seguridades ideológicas, seguridades de mis proyectos? ¿Dejo entrar a Dios verdaderamente en mi vida? ¿Cómo le respondo?”

PORTADA MAR ADENTRO JUNIO 2019  

 logo voluntarios22

face padre sandro

 

voluntariado

 

logo coro diocesano

Diócesis de Chimbote

Jirón Ladislao Espinar 456 -  Chimbote - Ancash PERÚ
Teléfono (051) 043 324171 - Email: correo@obispadodechimbote.org