Domingo 01.06.2014. C. A. Ascension del Señor. Mt. 28,16-20. Yo estoy con ustedes

papafrancisco1DOMINGO 01.06.2014. C. A. ASCENSION DEL SEÑOR. MT. 28,16-20. YO ESTOY CON USTEDES El mundo de las comunicaciones nos acerca unos a otros. En esta 48 Jornada Mundial de las comunicaciones, el Papa Francisco ha querido tomar el tema: “La Comunicación al servicio de una auténtica cultura del encuentro”. Y el evangelio de Mt 28,16-20 nos presenta una rica experiencia de comunicación. Jesús resucitado se presenta en Galilea, donde comenzó a comunicarse con sus discípulos. Sube al monte, como cuando proclamó su mensaje de la felicidad (Mt 5-7). Los once que representan a la Iglesia lo ven y se postran. Y en virtud de su autoridad los envía como maestros de muchos discípulos. ESCUCHAR AUDIO

Jesús se acerca a ellos, como hoy se acerca a nosotros para darnos una misión: comunicar una buena noticia. Dialoga para reconocernos que somos hermanos y fieles al seguimiento de Jesús. Él nos encarga una misión para continuar su obra: “Me han concedido plena autoridad en cielo y tierra. Vayan y hagan discípulos entre todos los pueblos, bautícenlos consagrándolos al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, y enséñenles a cumplir todo lo que yo les he mandado. Yo estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo” (v.18-20). Los discípulos anuncian la resurrección de Jesús. Los nuevos tiempos han comenzado porque el reino de Dios ha llegado. Esta misión es encomendada a toda la Iglesia. El bautizado renace a una vida nueva para comprometerse y abrirse a la persona de Jesús. Esta comunidad da testimonio de la muerte y resurrección de Jesús. Y lo sigue en un compromiso concreto: “Su mandato de caridad abraza todas las dimensiones de la existencia, todas las personas, todos los ambientes de la convivencia y todos los pueblos. Nada de lo humano le puede ser extraño” (D.A. No. 380).

Jesús nos invita como Iglesia a despertar el sentido de la comprensión y la solidaridad para comunicarnos mejor: “Comunicar bien nos ayuda a conocernos mejor entre nosotros, a estar más unidos. Los muros que nos dividen solamente se pueden superar si estamos dispuestos a escuchar y a aprender los unos de los otros. Necesitamos resolver las diferencias mediante formas de diálogo que nos permitan crecer en la comprensión y el respeto. La cultura del encuentro requiere que estemos dispuestos no sólo a dar, sino también a recibir de los otros. Los medios de comunicación pueden ayudarnos en esta tarea, especialmente hoy, cuando las redes de la comunicación humana han alcanzado niveles de desarrollo inauditos. En particular, Internet puede ofrecer mayores posibilidades de encuentro y de solidaridad entre todos; y esto es algo bueno, es un don de Dios” (Papa Francisco)

Como cristianos estamos llamados a comunicar vida, fe, esperanza, ayudar al necesitado como el buen samaritano. Prefiero nos repite Francisco: “una Iglesia accidentada que una Iglesia enferma de auto referencialidad”. Una Iglesia en salida: “las calles del mundo son el lugar donde la gente vive, donde es accesible efectiva y afectivamente. Entre estas calles también se encuentran las digitales, pobladas de humanidad, a menudo herida: hombres y mujeres que buscan una salvación o una esperanza. Gracias también a las redes, el mensaje cristiano puede viajar «hasta los confines de la tierra» (Hch. 1,8) para que el Evangelio pueda cruzar el umbral del templo y salir al encuentro de todos”(48 JMC). Fr. Héctor Herrera, o.p.